lunes, 31 de diciembre de 2007

Air Madrid, un año después (III)

La reunión del grupo fue en la oficina de trabajo de un publicista, también damnificado, y asistimos alrededor de cien personas. Yo fui uno de los primeros en llegar y por eso a F. lo reconocí enseguida: fumaba de una manera compulsiva, no paraba de moverse y era insultantemente joven para dirigir él solo todo ese grupo, por mucho que quisiera disimular con su barba. F. me confesó que había llegado a tener problemas en el trabajo porque se dedicaba completamente al asunto de Air Madrid y no tenía tiempo para nada más. Era fácil que te ocurriera eso y que le estuvieras dando vueltas al tema todo el día, sin poder hacer otra cosa, por mucho que quisieras evitarlo. Era un peso que te ahogaba y parecía que era lo único que existía. F. no tuvo más remedio que renunciar para poder vivir. Y ya que no me vio muy convencido también le propuso hacerse cargo del grupo a N., la chica que organizó el paseo burocrático. Como ya la conocía no dudé en mostrarle mi apoyo porque ella sola tampoco podría hacerlo. Así, después de las preguntas, los desahogos, las charlas de todo tipo, N. dijo que tras la renuncia de F. ella iba a ocupar su lugar pero no podía hacerlo sola. Después de un silencio mortal me levanté para manifestarle tímidamente mi apoyo. Nadie me secundó. En esa primera respuesta me di cuenta de que, además de luchar contra la estafa de Air Madrid, tendríamos que luchar contra nosotros mismos, ya que la mayoría se movía por sus propios intereses y cada billete tenía sus propias condiciones (destino, fecha de vuelo, modo compra, etc.). Qué pronto se olvidó que la unión hace la fuerza. Pero entonces ni imaginaba hasta qué punto estaríamos solos.

Seguir Leyendo...


Tras la reunión me acerqué a N. para decirle que los demás no habían entendido lo que pedía, que no podía manejarlo todo ella sola, y nos preguntamos a quién le podíamos pedir que nos ayudara. Ella pensó en dos de los que más habían participado en los mensajes del grupo y yo en D., que había tenido la gran idea de crear un foro llamado expresivamente “Sacate la bronca” para hablar de cualquier tema y reservar los mensajes sólo para la información fundamental. También incluimos a L. un informático que me escribió antes de la reunión para ofrecer su ayuda. Por tanto, la nueva comisión estaba integrada por seis personas: en líneas generales, dos se ocupaban de las noticias, dos del mantenimiento del grupo y del foro y otros dos hablaban con los otros miembros del grupo para mandar informes y aliviar las tensiones, que es lo que hacía yo.

Entonces me di cuenta de la verdadera complejidad del problema. El sueldo medio de un argentino calculo que rondará los 300-400 euros mensuales. Para comprar un billete de 600-800 euros, siendo generoso, podría tardar un año o más en ahorrarlo, pues conozco más de un caso que el sueldo no llega a fin de mes. Esa cifra habría que multiplicarla por el número de personas que compraron un billete, en el caso de las familias. Al margen del dinero, los motivos para viajar eran en muchos casos vitales: conocí a personas que perdían sus únicas vacaciones en años, un trabajo, los medicamentos para una enfermedad terminal, la posibilidad de reencontrarse con familiares después de mucho tiempo, una beca de estudio... Son incontables.

Intentamos distribuir a los damnificados por origen y por destino, para que pudieran contactar con alguien que estuviera en su ciudad o que volara a la misma y, como podéis imaginar, estaban distribuidos por toda la geografía argentina: Tandil, Córdoba, Ushuaia, San Luis, San Juan, Río Negro... Y luego estaban los varados en otro país, como Alemania, Israel, Italia, Inglaterra, Francia... y España, que abarcaban también desde Bilbao a Tenerife. Lo mismo ocurría con el lugar de destino. El grupo más numeroso era el de Buenos Aires, pero también eran importantes los de Córdoba, La Plata y Rosario. Yo me escribía a menudo con los coordinadores de Rosario y de La Plata, y el de Córdoba era P., el que tenía la misma labor que yo en el grupo en general.

No tardamos en organizar la primera manifestación. Avisamos a la prensa y cubrieron la noticia dos radios y dos televisiones. Recorrimos la calle Florida (la peatonal más turística de Buenos Aires) repartiendo folletos, armando ruido, haciendo lo posible para que no se olvidaran del tema, pues éramos conscientes de lo efímeras que son las noticias. Al menos logramos que nos hicieran un poco más de caso que en España, porque, según me dijeron, allí (aquí) no se habló más de Air Madrid desde el año nuevo. Pero éramos muy pocos, no podíamos ni cortar una calle, unos 30, 40. Fue desalentador, sobre todo porque apenas hubo respuesta a la convocatoria, ni siquiera por correo; pocos fueron los que mandaron un mensaje de apoyo ya que por lo que fuera no podrían asistir. Ya no pensé que todo el mundo ayudaba como podía, sino que la mayoría esperaba una solución que no buscaba. Y así iba a ser muy difícil que la encontrase.

Seguir Leyendo...

Ordenanzas Reales para el buen regimiento y tratamiento de los yndios (4)

Yten porque nuestra voluntad es que a los dichos yndios se les busquen todos los mejores medios que se pudyeren hallar para ynclinallos a las cossas de nuestra santa fee catolica e sy ouiesen de yr mas lexos de vna legoa a misa los domingos e fyestas sentyrlo y an por grave hordenamos y mandamos que sy fuera de la suso dicha legoa en que mandamos faser una estancia ouiere otras iglesias avnque que sean en un mismo ryo donde las otras estouieren que se haga otra iglesia de la manera suso dicha.
Seguir Leyendo...




Otrosy hordenamos encargamos y mandamos a los prelados e clerigos que agora e de aquí adelante llevaren los diesmos de las tales estancias donde estouieren los dichos yndios que den contyno clerigos para que digan missa los domingos a pascoas e dias de goardar e ansy mismo los tales clerigos tengan cargo de confesar a algunos que abra que sepan confesarse e amuestren a los que no lo supieren haser e asy nuestro señor sera muy seruido.

Otrosy hordenamos y mandamos que en las minas donde oiere copia de gente se haga vna iglesia en logar conveniente queçak a vos el dicho almirante e juezass e oficiales o a la persona que vosotros fuere señalada pareciere de manera // que todos los yndios que andouieren en las dichas minas puedan alcancar a oyr missa las dichas fyestas e mandamos que todos los pobladores e vesynos que truxieren los dichos yndios a sacar oro sean obligados a tener con ellos la misma horden que mandamos que se tenga con los que andouieren en las estancias como arryba se qontiene so las mismas penas de suso qontenidas las quales aplicamos como arryba estan aplicadas.

Otrosy hordenamos y mandamos que cada vno que touiere cinquenta yndios o dende arryba encomendados sean obligados de haser mostrar vn muchacho el que mas avile dellos le pareciere a leher y a escriuir y las cossas de nuestra fe para que aquel las muestre despues a los otros yndios por que mejor lo tomaran lo que aquel las muestre despues a los otros yndios por que mejor lo tomaran lo que aquel les dixiere que no lo que les dixeren los otros vesynos e pobladores e que sy la tal persona touiere cient yndios o dende rryba que haga mostrar dos muchachos e que sy la tal persona que toviere los dichos yndios no los hiziere mostrar como dicho es mandamos quel visytador que en nuestro nombre touiere cargo dello los haga mostrar a su costa e por que el Rey mi señor e padre e yo hemos sydo ynformados que algunas personas se sirven de algunos mochachos yndios// de pajes declaramos y mandamos que las tales personas que se syrven de yndios por paje sea obligado de les mostrar leher y escriuir y todas las otras cossas que de suso estan declaradas y sy no lo hizyere se lo quiten e den a otro por que la principal yntencion y desseo del dicho rey mi señor e padre e mio es que en estas partes se arraygue e plante nuestra santa fe catolica muy enteramente por que las animas de los dichos yndios se saluen.

Seguir Leyendo...

domingo, 30 de diciembre de 2007

José Rizal


Seguir Leyendo...

sábado, 29 de diciembre de 2007

¿En qué se parecen un melocotón y una rana?

Melocotón se divide en melo y cotón. Cotón en inglés significa algodón. Algodón se puede partir en al y godón. Un godón es un rey godo muy grande. Un rey godo muy grande fue Ataúlfo. Ataúlfo no hizo nada. El que nada no se ahoga. El que no se ahoga flota. Una flota es una escuadra. La escuadra va con el cartabón. Cartabón se divide en carta y bon. Una carta es una epístola. Epístola se divide en e y pistola. Una pistola es un arma mortífera. Mortífera se divide en dos: morti y fera. Fera en latín significa llevar. Llevar se divide en dos lle y ‘bar’. Un bar es un sitio de recreo. Recreo se divide en re y creo. Re es una nota musical. Musical se parte en mu y sical. Mu es lo que hacen los toros. Toro es un pueblo de Zamora. Zamora fue un futbolista. Futbolista se divide en futbo y lista. Lista es una calle de Madrid. Madrid es la capital de España. España es una nación. Nación es un periódico de Cuba. En la cuba se guarda el vino, y el que no beba de este vino es un primo. Primo se divide en prim y o. Prim significa ser. Ser se parece a serrucho. Con un serrucho se cortan los árboles. Los árboles salen de la tierra. Con tierra se hacen los botijos rezumados. Rezumado se parece a Moctezuma. Moctezuma era un inca. Inca se parece a anca. Y ancas son lo que tienen las ranas.

Seguir Leyendo...

Air Madrid, un año después (II)

A finales de diciembre, cuando explotó el asunto de Air Madrid, yo estaba en Buenos Aires. Tenía una especie de resguardo de billete de vuelta, ya que lo había comprado como billete electrónico y estaba obligado a comprar billete de ida y billete de vuelta, algo no muy definido porque aún no tenía fecha de vuelta. En fin, la cuestión es que me avisaron que hiciera algo con ese billete porque Air Madrid estaba a punto de cerrar, pero para entonces ya era tarde. Las noticias llenaron la televisión, la radio, los periódicos y en una foto vi vacía la oficina de la calle Roque Sáenz Peña donde me tramitaron el resguardo de billete o lo que fuera que tenía.

Seguir Leyendo...

Me quedé paralizado, sin saber cómo reaccionar. Sabía que tenía que llamar al consulado, pero no lo hice. Por las noticias supe que estaban tomando los datos de los afectados y repatriando a los españoles, y sin embargo eso no podía hacerlo yo porque debía seguir en Buenos Aires, para mí era peor volver que quedarme en ese momento. Como a la mayoría, no era cuestión de estropear unas vacaciones, sino que ese viaje era una necesidad, tenía que ser en ese tiempo y no en otro, y organizar unos vuelos de emergencia por un mes no tenía sentido porque no había una guerra de la que exiliarse ni algo parecido, sino asuntos personales, propios de cada caso, difíciles de explicar a un funcionario. Y además, los vuelos de emergencia sólo eran para los que debían regresar a su país, sólo para los que debían hacer el viaje de vuelta y eso tampoco solucionaba la mayoría de los casos porque tampoco había aviones para todos sino para los que pidieron viajar en Navidad.

De repente me sentí como un náufrago. Literalmente estaba abandonado a mi suerte y no iba a recibir ninguna ayuda para regresar. Como en una isla rodeada de marea humana.
Por suerte fue entonces cuando me hablaron de un grupo llamado Damnificados Air Madrid y dirigido por F., un abogado joven y muy voluntarioso que también había sido estafado, y enseguida formé parte del grupo de correo donde llegaba toda la información. El grupo estaba muy bien organizado: F. cada día nos pasaba un resumen de las novedades, la mayoría de los miembros no sabía qué hacer y repetían las mismas preguntas, pero cada uno intentaba ayudar como podía.

Así, al cabo de una semana, acordamos un recorrido por todos los organismos que debíamos visitar (Defensa al consumidor, la Secretaría Aeronáutica Espacial, IATA y el Consulado de España) para hacer juntos todos los papeleos burocráticos. Fue muy alentador encontrar a otras personas que estaban en tu situación. Congeniamos tan bien que intercambiamos direcciones, fotos y creo que alguno hasta aprovechó para intentar ligar (el buitreo habitual). También se habló de hacer una fiesta que creo que nunca se hizo, al menos yo no estuve allí.

Pero eran demasiados los mensajes que enviaban los miembros del grupo. Yo me conectaba mañana, tarde y noche y aún así cada día, al despertar, sentarme ante el ordenador y revisar el correo, me encontraba con más de cien mensajes nuevos. Era imposible leerlos todos. F. pedía que sólo escribieran para aportar información y que las preguntas se las enviaran a él y no a todos, pero había demasiada desesperación como para controlarla. Además éramos un grupo enorme: creo que cuando me suscribí éramos unos 600 (de los 3000 que estaban calculados en Argentina). Algunos insinuaron que F. estaba usando a los miembros del grupo para enriquecerse pensando en una supuesta comisión que él se llevaría por representarnos y ésa fue la gota que colmó el vaso: la semana siguiente del encuentro para la burocracia, en un breve mensaje F. anunció que dejaba el grupo y ¡me nombraba a mí como su sucesor!

Yo nunca había hablado directamente con F., sólo pedí calma cuando le acusaron injustamente. Y no tenía ninguna preparación porque no tengo ni idea de derecho (y menos del derecho argentino) y ni siquiera soy argentino para representarlos. Así que propuse una reunión para ver qué haríamos a partir de entonces y hablé por teléfono con F. Él aceptó asistir a la reunión para explicar por qué se desvinculaba del grupo y me dijo que me ayudaría a organizar el nuevo grupo, pero sólo eso. No seguiría más.

Seguir Leyendo...

Ordenanzas Reales para el buen regimiento y tratamiento de los yndios (3)

Ansy mismo hordenamos y mandamos quel vesyno a quien se encomendaren los dichos yndios sea obligado de les tener vna cassa para yglesia juntamente con la dicha hasyenda que asy se les señalare en la parte que a vos el dicho almirante e juezas oficiales e al visitador o a la persona que por vosotros fuere señalada pareciere que es mas conveniente en la qual dicha yglesia pongan ymagenes de nuestra señora y vna canpanilla para los llamar a resar
Seguir Leyendo...


y la persona que los touiere encomendados sea obligado a les haser llamar en anochesiendo con la campana e yr con ellos a la tal yglesia e faselles synar e santyguar y todos juntos desyr el ave maria y el paternoster, credo y salue regina de manera que todos ellos oygan a la dicha persona y la dicha persona a ellos por que sepa qual acierta o qual hierra por que el que herrare le enmiende y porque el tyenpo que les mandemos dar para holgar antes que anochezca es principalmente por questen descansados a la ora que los llamaren para rezar a las noches sy alguno de los dichos yndios dexare de venir a la yglesya el dicho tiempo mandamos que el dia siguientw no le dexen holgar y todavia sean apremiados de yr a rezar y a las mañanas antes que vayan a labrar les hagan haser oracion no les fasyendo madrugar pr ello mas de lo que se acostunbra.

Yten por que se sepa commo aprouecha cada vno en las cosas de la fe mandamos que de quinza e quinze dias les tome quenta la tal persona que los tyene a cargo de lo que supiere cada vno por sy e partycularmente e les muestre lo que no supieren e queasy mismo les enseñe los dies mandamyentos y syete pecados mortales e los artyculos de la fe a los que a la tal persona paresciere que tengan capacidad e avilidad para los aprender pero esto sea con mucho amor y dulcura y la tal persona que asy// no lo cumpliere yncurra en seis pesos de oro de pena los dos para nuestra camara y los otros dos para el que los acusare e lo denunciare e los otros dos para el juez que lo sentenciare y esecutare la qual dicha pena mando que se execute luego en las personas que en ella yncurryeren.

Otro sy por que a mi es fecha relacion que en las estancias los españoles e yndios quen ella resyden esta mucho tiempo syn hoyr misa y es rason que la oygan a lo menos las pascoas y domingos y fiestas y en cada estancia no podria aver clerigo para desir missa hordenamos y mandamos que donde ouiere quatro o cinco estancias o mas o menos en termino de vna legua que en la estancia que mas en comarca de todas las otras estouiere se haga vna yglesia en la qual yglesia pongan ymagenes de nuestra señora y cruzas y vn esquilon para que alli vengan todos los domingos pascoas e fyestas de goardar a resar e oyr misa e asy mismo rescibiran algunas buenas amonestaciones que los clerigos que les dixieren misa les diran y al clerigo que les dixiere la misa les enseñe los madamientos y artyculos de la fe y las otras cossas de la doctrina xpiana para que sean yndustriados e enseñados en las cossas de nuestra santa fe e tomen vso de rezar e oyr missa e para que asy lo hagan mandamos que los españoles que estouieren en las estancias con los dichos yndios e touieren cargo dellos sean obligados de los llevar todos juntos y luego por la mañana a la yglesia los dyas suso dichos y esten con ellos hasta ser dicha la missa y despues de oyda e dicha la missa los tornen a traher todos juntps a sus estancias e les hagan tener su olla de carne guissada por manera que aquel dia coman mejor que otro ninguno de la semana e avnque algun dia falte que no aya clerigo que les diga missa que no embargante esto todavia los lleven a la yglesia para que resen e hagan oracion e tomen buena costumbre pero sy las otras estancias estoviere en comarca donde buenamente puedan yr a oyr la dicha missa que en ellas ouiere que los tales vesynos sean obligados de los llevar alla so pena que qualquier persona que touiere cargo de los dichos yndios e los dexare de llevar alla cayga e yncurra en pena de dies pesos de oro los seis pesos como se qontiene en el capitulo antes deste y los quatro sean los dos para la obra de la dicha iglesia y los dos para el clerigo que los enseñare.

Seguir Leyendo...

La vida que yo veo

Una canción de Loquillo. Poema de Bernardo Atxaga musicado por Gabriel Sopeña,los tres aparecen, junto a Juan Echanove y Susana Koska en el videoclip que dirigió Aitor Zabaleta

Seguir Leyendo...

viernes, 28 de diciembre de 2007

Air Madrid, un año después (I)

En estos días se cumple un año de la mayor estafa de los últimos tiempos. El 15 de diciembre de 2006 la compañía aérea de bajo coste Air Madrid Líneas Aéreas S.A. suspendió sus vuelos tras los avisos del Ministerio de Fomento por la demora excesiva en sus vuelos y, sobre todo, por no cumplir las medidas mínimas de seguridad de un transporte aeroespacial. Lo hizo mediante un comunicado que aún consta en su página web como un cadáver sin enterrar: http://www.airmadrid.com/. Ante este suceso se comprobó, una vez más, la incapacidad de cualquier organismo (oficial o comercial) de dar una solución viable a los miles de pasajeros afectados, que se quedaron en tierra.
Seguir Leyendo...

La respuesta de la compañía fue la siguiente: según consta en la Wikipedia, tras la presentación, por parte de un grupo de acreedores, en el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid de una solicitud de apertura de concurso de acreedores, Air Madrid presentó a última hora jueves 21 de diciembre de 2006 un "concurso voluntario de acreedores", teniendo los afectados plazo hasta el 20 de febrero de 2007 para formular sus reclamaciones económicas ante el Juzgado Decano de Madrid, rellenando un impreso con la información pertinente que se facilita desde Internet.
La respuesta del Gobierno, por medio del Ministerio de Fomento, consistió en fletar unos aviones en vuelos de emergencia para repatriar a los españoles que debían regresar a su país. A su vez, los consulados de los respectivos países donde se hallaban los españoles afectados les distribuyeron a éstos unos folletos informativos acerca de sus derechos y también unos formularios en los que hicieran constar sus datos personales.
La respuesta de las agencias de viajes fue irregular. Hubo algunas que devolvieron la comisión de los billetes expedidos en los vuelos no efectuados, otras sencillamente dijeron que no podían hacer nada.
Hasta aquí llega lo oficial.
Por supuesto, todas estas medidas fueron insuficientes.
Yo fui uno de los que tenía que viajar con Air Madrid y no pudo hacerlo. Aquí os contaré cómo lo viví no como testigo ni como telespectador sino como afectado de esta larga historia. Espero hacérosla entretenida.

Seguir Leyendo...

¿Quien es "Dr. Hoffmann"?



En 1943, un químico llamado Albert Hoffmann descubrió el LSD, una sustancia capaz de permitir abrir las puertas de la percepción y llevar a nuevos estados de conciencia. Ocurrió de forma casual. Ingirió accidentalmente una pequeña cantidad mientras trabajaba en el laboratorio y al regresar a su casa en bicicleta, los efectos aparecieron. Fue el primer viaje psicodélico.
En un principio, el LSD tuvo fines médicos, sobre todo en psiquiatría. Mas tarde, intelectuales como Ernst Jünger, Aldous Huxley, Alan Watts, Timothy Leary, Allen Ginsberg, etc. comenzaron a autoexperimentarse con el, atraidos por sus facultades. Su uso se popularizó a finales de los 60. Muchos vieron en estos viajes el camino hacia el pleno conocimiento del individuo, un instrumento de liberación de éste frente a la valoración del Sistema, el cual lo consideró como una amenaza para sus intereses. El LSD fue ilegalizado y su uso radicalmente perseguido hasta hoy.

Lo mismo sucede con cualquier expresión artística que de forma espontánea surge en los muros de cualquier ciudad del mundo, sin embargo, nadie puede pararlo. 60 años despues, el viaje continua.


www.drhoffmann.org

Seguir Leyendo...

Un poquito de humor

Seguir Leyendo...

Prometeo XVIII

No hubo temblor. Ni se partía el cielo.
De pronto salió el sol por la copa del Árbol.
Pudo verse un instante que el Árbol era un hombre
y que la concurrencia sólo eran sus ideas,
porque no había nadie en la montaña
sino las últimas estrellas
y el aire era una inmensa pesadilla.

Gonzalo Rojas.

Seguir Leyendo...

Ordenanzas Reales para el buen regimiento y tratamiento de los yndios (2)

Primeramente hordenamos y mandamos que por quanto es nuestra determinacion de mudar los yndios e hazerles sus estancias juntos con las de los españoles que ante todas cossa las personas a quien estan encomendados o se encomendaren los dichos yndios para cada cinquenta yndios hagan luego quarto bohios cada uno de a XXV pies de largo y XV de ancho y V mil montones los III mill de yuca e los dos mill de ajes y cincuenta pies axi y cinquenta pies de algodón y ansy por este respeto creciendo y menguando según la cantydad de los yndios que tuvieren encomendados
Seguir Leyendo...


e que lo suso dicho se haga cave las labrancas de los mismo vesynos a quien estan encomendados o se encomendaren los dichos yndios y en buen logar e tierra e a vista de vos el dicho nuestro almirante e juezes e oficiales y del nuestro visytador que touiere cargo dello o de la persona que vos el dicho nuestro almirante e juezes e oficiales embiardes para lo suso dicho el qual vos encargo y mando que sea tal que los sepa muy bien // haser a que sus tienpos las personas que los dichos yndios touiere a cargo les haga sembrar media hanega de maiz y que a los dichos yndios se le de asymismo vna dozena de gallinas y vn gallo para que las crien e gozen del frutos dellas salieren asy de los pollos como de los huevos y que en trayendo los dichos yndios a las estancias se les entregue todos los suso dicho como con cossa suya propia e digales la persona que los suso dicho enbiardes que es para ellos mismos e que se les da en lograr de aquello que dexan en sus tierras e que los españoles a quien estouiere encomendados se lo sosternan todavia para que gozen dello como de cossa suya propia emandamos que esta hasyenda no se les pueda vender ni quitar por persona ninguna de las a quien fueren encomendados los dichos yndios ni otra persona alguna sy no que quede con los dichos yndios a quien se señalaren e con los dellos venieren avnque de tal persona venda la estancia en que estouiere o le quiten los dichos indios e de las dichas hasyendas que dexaren los dichos yndios quando ya sean traydos a las dichas estancias de los vecinos declaramos e mandamos que las tales personas a quien se encomendaren los dichos yndios puedan gozar e gozen cada vno conforme a los yndios que truxieren para que dellos los mantenga e que despues que las tales personas ayan sacado el fruto dello cos el dicho almirante y jiezas hagays quemar los dichos bohios de las // dichas estancias pues dellos no se a de ver mas prouecho porque los dichos yndios no tengan cabssa de voluerse alli donde los truxieron.

Y fecho lo suso dicho hordenamos y mandamos que todos los caciques e yndios de los que agora ay e de aquí adelante ouiere en la dicha española se trayan de las estancias que ellos tenían fechas donde estan o estouieren los logares e pueblos de los vecinos que agora ay e ouiere de aquí adelante en la dicha ysla e por que sean traydos muy a su voluntad y no resciban pena en la mudanca por la presente mandamos a don diego colon nuestro almirante vissorrey e governador de la dicha ysla e a los nuestris juezas de apelacion e oficiales della que los trayan segun e de la forma e manera que a ellos les pareciere a los queales encargamos y mandamos quoan encarecidamente podemos que lo hagan con mucho cuydado e fidelidad e diligencia teniendo mas fin al buen tratamiento e conservacion de los dichos yndios que a otro ningun respeto deseo ni ynterese particular ni general.

Seguir Leyendo...

jueves, 27 de diciembre de 2007

Ordenanzas Reales para el buen regimiento y tratamiento de los yndios (1)

Doña Juana etc. Por quanto el Rey mi señor e padre e la Reyna mi señora madre que aya Santa Gloria syempre tovieron mucha voluntad que los caciques e yndios de la ysla española veniesen en conocimiento de nuestra santa fee católica y para ella mandaron hazer y se hizieron algunas hordenancas asy por sus altesas como por su mandado el comendador vobadilla e el comendador mayor de alcantara governadores que fueron de la dicha ysla e después don diego colon nuestro almirante vissorrey e governador della e nuestros oficiales que allí resyden y segun se ha visto por lengua yspiriencia dys que todo no vasta para que los dichos caciques e yndios tengan el conocimiento de nuestra fe que seria necessario por su saluacion porque de su natural son ynclidados a ociosidad y malos vicios
Seguir Leyendo...


de que nuestro señor es deseruido y no a ninguna manera de vertud ni doctrina e el principal estorvo que tyenen parano hemendar de sus bicios e que la doctrina no les aprouecheni en ellos ynprimani lo tomen es tene sus asyentos y estancias tan lexos como los tienen y apartados de los logares donde biven los españoles que de aca an ydo y van a poblar a la dicha ysla porque puesto que al tienpo que bienen a seruirles los doctrinan y enseñan las cosas de nuestra fe como después de aver seruido se bueluen a sus estancias // con estar apartados y la mala ynclinacion que tyenen oluidan luego todo lo que les an enseñado y torna a su acostumbrada uciosidad y vicios y quando otra vez bueluen a seruir estan tan nuevos en la doctrina como de primero porque avnque conforme a lo que alla esta hordenado selo trahe a la memoria y lo reprehende como le tyene temor no aprouecha y responden que los dexe holgar pues para aquello van a los dichos asyentos y todo su fin y desseo es tenerle livertad para hazer de sy lo que les biene a la memoria syn aver respeto a ninguna cossa de vertud y biendo que esto es tan contrario a nuestra fe y quanto somos obligados a que por todas la vias y manera que seer pueda se busque algun remedio platycado por el Rey mi seño e padre por algunos del mi qoncejo a personas de buena vida e letras e conciencia avida ynformacion de que tenian mucha notycia y espiriencia de las cossas de la dicha ysla y de la vida y manera de los dichos yndios parecio que lo mas prouechosso que de presente se podria proueer seria mandar modar las estancias de los caciques e yndios crca de los logares e pueblos de los españoles por muchas conssideraciones y asy porque la converssacion contynua que con ello ternan como con yr a las yglesias los dyas de las fyestas e oyr missa y los oficios divinos y veer como los españoles lo fasen y con el aparajo y cuydado que tenyendo los juntos consygo ternan de les mostran e yndustrial en las cosas de nuestra santa fe esta claro que mas presto las aprenderan y despues de aprendidos no los oluiraran // como agora e si algun yndio adoleciere serie brevemente socorrido y curado y se dara vida con ayuda de nuestro señor a muchos que por no saber dellos y no curarlos muere y asi todos se les escusaara el travajo de las ydas y benidas que como son lexos sus estancias de los pueblos de los españoles les sera harto alivio y no moriran los que muere en los caminos asy por enfermedades como por falta de mantenimientos y los tales no pueden recebir los sacramento que como xpianos son obligados y segun se les dara adoleciendo en los dichos pueblos y los niños que nacieren seran luego bahutizados y todos seruiran con menos travajo y a mas provecho de los españoles por estar más contyno en sus casas y los visytadores que tuvieren cargo dellos visytallos an mejor y mas a menudo y les haran proueer de todo lo que les falta e no daran lugasr que les tomen sus mugeres e hijas como los fasen estando en los dichoso sus asynetos apratados y sesaran otros muchos males e daños que a los dichos yndios se hazen por estar tan apartados y se les seguiran otros muchos prouechos asy para la salvacion de sus animas como para el pro e vtylidad de sus presonas por las quales cabsas que a este proposyto se podrian decir fue acorado que para el bien y remedio de todo lo susodicho sean luego traydos los dichos caciques e yndios reaca de lo logares e pueblos de los e dichos españoles // que ay en la dicha ysla y para que alli sean trabtados e yndustriados y mirados como hes rason y syenpre lo desseamos mando que de aque adelante se guarde e cumpla lo que adelante sera qontenido en esta guissa.

Seguir Leyendo...

Hongos (y II)

Seguir Leyendo...

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Animaciones divertidas.

Seguir Leyendo...

Robando arte callejero V



| Fotografía tomada frente al quiosco de las Titas, en el Paseo de los Basilios, Granada |



No tengo nada que contar que no esté contado ya:
El niño de las pinturas




Al final, esto es lo único decente que robé, por que no andaba yo fina a la hora de hacer fotos y de acordarme de la cámara. Será que solo pensaba en las tapas y me temblaba el pulso a causa de las cervezas. La próxima vez, más y mejores fotos, que otra cosa no, pero hay detalles en cada esquina.

Seguir Leyendo...

Hongos (I)

Corto (20 minutos) de Ramón Salazar. Mañana el final.

Seguir Leyendo...

¿El sentido de la vida?

Todo el mundo miente. Somos personas y tenemos ese extraordinario don. Somos capaces de hacer creer a las personas cosas que no son ciertas a sabiendas de ello. Gracias a la mentira podemos vivir momentos maravillosos, que en sí no lo son, porque los sujeta una persona con pies de barro. A veces, hasta somos capaces de hacer que la mentira dure para siempre sin que el resto de las personas se vean perjudicados, mientras que los que mienten se pudren, o no, por dentro.

Seguir Leyendo...


¿La vida tendría sentido sin la mentira? Lo dudo. Cada uno se crea su propia verdad, que en sí es una mentira, para dar sentido a algo que no somos capaces de abarcar. Nosotros se lo atribuimos a personas, metas... ya que cada uno decide que tiene que dar sentido a su vida. Una bonita meta es llegar a ser el mejor en lo que te dediques. Dependes, mayormente, de tu esfuerzo, trabajo, dedicación y capacidad. Pero, ¿por qué atribuimos el sentido de nuestras vidas a personas? Ni siquiera somos capaces de confiar en nosotros mismos y encima pedimos a otros que nos den su confianza. La persona miente, decepciona, engaña y aún así, confiamos el sentido de nuestra vida a alguien como nosotros. Ahí es donde los sentimientos salen y equilibran o no la balanza de un lado u otro.

La confianza da asco.

Seguir Leyendo...

martes, 25 de diciembre de 2007

Navidades

Los orígenes de la celebración de la Navidad el 25 de diciembre, se ubican en las costumbres de los pueblos de la antigüedad que celebraban durante el solsticio del invierno (desde el 21 de diciembre), alguna fiesta relacionada al dios o los dioses del sol, como Apolo y Helios (en Grecia y Roma), Mitra (en Persia), Huitzilopochtli (en Tenochtitlan), entre otros. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, sólo para volver a otro ciclo.
Seguir Leyendo...




* Los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del "Natalis Solis Invicti" o "Nacimiento del Sol invicto". Asociada al nacimiento de Apolo. El 25 de diciembre fue considerado como día del solsticio de invierno, y que los romanos llamaron bruma; cuando Julio César introdujo su calendario en el año 45 a.C., el 25 de diciembre debió ubicarse entre el 21 y 22 de diciembre de nuestro Calendario Gregoriano. De esta fiesta, los primeros cristianos tomaron la idea del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesucristo. Otro festival romano llamado Saturnalia, en honor a Saturno, duraba cerca de siete días e incluía el solsticio de invierno. Por esta celebración los romanos posponían todos los negocios y guerras, había intercambio de regalos, y liberaban temporalmente a sus esclavos. Tales tradiciones se asemejan a las actuales tradiciones de Navidad y se utilizan para establecer un acoplamiento entre los dos días de fiesta.

* Los germanos y escandinavos celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol naciente, la lluvia y la fertilidad. En esas fiestas adornaban un árbol perenne, que representaba al Yggdrasil o árbol del Universo, costumbre que se transformó en el árbol de Navidad, cuando llegó el Cristianismo al Norte de Europa.

* Los mexicas celebraban durante el invierno, el advenimiento de Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra, en el mes Panquetzaliztli, que equivaldría aproximadamente al período del 7 al 26 de diciembre de nuestro calendario. "Por esa razón y aprovechando la coincidencia de fechas, los primeros evangelizadores, los religiosos agustinos, promovieron la sustitución de personajes y así desaparecieron al dios prehispánico y mantuvieron la celebración, dándole características cristianas."

Los aztecas también celebraban el nacimiento de uno de sus dioses en invierno: Huitzilopochtli.
Los aztecas también celebraban el nacimiento de uno de sus dioses en invierno: Huitzilopochtli.

Tal y como comenta Isaac Asimov en su guía de la Biblia: “Podría ensamblar el cristianismo sin sobrepasar su felicidad de Saturnalia. Era solamente necesario que ellos justamente saluden el nacimiento del hijo en vez que el del Sol”.Por lo que la Navidad cristiana no es imitación, ni parodia de estas fiestas no cristianas del nacimiento de los dioses solares; como si los dioses no cristianos y Jesucristo hubieran nacido el mismo día.

Formación de la Navidad como fiesta cristiana

Según la Enciclopedia Católica, la Navidad no está incluida en la lista de festividades cristianas de Ireneo ni en la lista de Tertuliano acerca del mismo tema, las cuales son las listas más antiguas que se conocen. Orígenes, incluso se opuso a celebrar los nacimientos:

"No vemos en las Escrituras que nadie haya guardado una fiesta ni celebrado un gran banquete el día de su natalicio. Solo los pecadores (como el Faraón y Herodes) celebraban con gran regocijo el día en que nacieron en este mundo".[1]

La evidencia más temprana de la preocupación por la fecha de la Navidad se encuentra en Alejandría, cerca del año 200 de nuestra era, cuando Clemente de Alejandría indica que ciertos teólogos egipcios “muy curiosos” asignan no sólo el año sino también el día real del nacimiento de Cristo como 25 pachon (20 de mayo) en el vigésimo octavo año de Augusto. Desde 221, en la obra Chronographiai, Sexto Julio Africano popularizó el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús. Para la época del Concilio de Nicea en 325, la Iglesia Alejandrina ya había fijado el Díes nativitatis et epifaníae.

El papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado el 25 de diciembre, lo cual fue decretado por el papa Liberio en 354. La primera mención de un banquete de Navidad en tal fecha en Constantinopla, data del 379, bajo Gregorio Nacianceno. La fiesta fue introducida en Antioquía hacia el 380. En Jerusalén, Egeria, en el siglo IV, atestiguó el banquete de la presentación, cuarenta días después del 6 de enero, que debe haber sido la fecha de celebración del nacimiento. El banquete de diciembre alcanzó Egipto en el siglo V.

Adopción de la fecha de Navidad como 25 de diciembre
Un árbol de Navidad.
Un árbol de Navidad.

En Antioquía, probablemente en 386, Juan Crisóstomo impulsó a la comunidad a unir la celebración del nacimiento de Cristo con el del 25 de diciembre[2] , aunque parte de la comunidad ya guardaba ese día por lo menos desde diez años antes.

En el Imperio Romano, las celebraciones de Saturno durante la semana del solsticio, que eran el acontecimiento social principal, llegaban a su apogeo el 25 de diciembre. Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertir al cristianismo sin abandonar sus festividades, el papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha.

Algunos eruditos mantienen que el 25 de diciembre fue adoptado solamente en el siglo cuarto como día de fiesta cristiano después de que el emperador romano Constantino convertido al cristianismo para animar un festival religioso común para los cristianos y los paganos. La lectura atenta de expedientes históricos indica que la primera mención de tal banquete en Constantinopla no sucedió sino hasta el 379, bajo san Gregorio Nacianceno. En Roma, puede ser confirmado solamente cuando se menciona un documento aproximadamente del año 350, pero sin ninguna mención de la sanción por el emperador Constantino.

Durante la Reforma protestante, la celebración del nacimiento de Cristo fue prohibido por algunas Iglesias protestantes hasta pasado el siglo XIX, debido a su relación con el catolicismo, como hacen actualmente los Testigos de Jehová. Los primeros cristianos celebraban principalmente la Epifanía, cuando los Reyes Magos visitaron al Niño Jesús. (Esto todavía se celebra en Argentina, Armenia, España, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, México, Uruguay y Venezuela). Para las Iglesias Orientales la Epifanía es más importante que la Natividad, ya que es ese día cuando se da a conocer al mundo, en la persona de los extranjeros.

Algunas tradiciones de la Navidad, particularmente las de Escandinavia, tienen su origen en la celebración germánica de Yule, como son el árbol de Navidad. Allí la Navidad se conoce como Yule (o jul).

Seguir Leyendo...

lunes, 24 de diciembre de 2007

Felices fiestas

En estos días entrañables queremos compartir con nuestros lectores este momento de paz. A todos vosotros está dedicada esta postal-vídeo tan navideña, para que nos sigamos leyendo y nos reencontremos en 2008.

Seguir Leyendo...

La rebelión de la Alpujarra

Según Caro Baroja la rebelión de los moriscos de la Alpujarra en 1.568 fue de carácter esencialmente religioso, manifestándose por las persecuciones sistemáticas de los cristianos. Este juicio ha sido compartido por la mayoría de los cronistas e historiadores. El estudio más reciente de la cuestión morisca caracteriza la rebelión como la venganza atroz de los moriscos enfurecidos. Volvamos la mirada a la península ibérica y descubramos el proceso de hechos que desencadenaron la tragedia de la guerra de la Alpujarra y el consecuente exterminio de los moriscos granadinos. Proponiendo una nueva lectura de Luis del Mármol Carvajal, mayor cronista de la guerra, examinaremos la llamada matanza de Nochebuena subrayando el papel que tuvo el imaginario cristiano en los acontecimientos que produjeron la rebelión morisca.


Seguir Leyendo...






Los Moros y Cristianos de Granada.

Como dice Márquez Villanueva "La política que se aplicó a los moriscos no fue asimiladora, sino de persecución religiosa y genocidio cultural." Convertidos por la fuerza al catolicismo a raíz de las iniciativas de Jiménez de Cisneros los granadinos musulmanes fueron objeto de discriminaciones crecientes por parte de la Inquisición, de la Iglesia y de la administración real. Mientras tanto, se les quitaban las tierras y padecían la crisis de la industria sedera. Mármol Carvajal nos informa que por estas opresiones muchos moriscos pacíficos se dieron a los montes haciéndose monfies, o sea bandoleros.
En la segunda mitad del siglo XVI el peligro turco tuvo un papel decisivo en la política internacional de los Austrias. Los desembarcos de corsarios musulmanes en la costa y los intentos de moriscos de pasarse a África alimentaron el mito de una quinta columna morisca conspirando para entregar España a los turcos. En 1.567 se proclamó una pragmática real prohibiendo varias costumbres moriscas y sometiendo a los conversos al escrutinio permanente de los castellanos viejos para eliminar la supuesta supervivencia de su fe musulmana. Ésta fue una etapa decisiva en el proceso de la rebelión. En 1.568, los estragos de los monfíes parecían que iban en aumento y rumores de una inminente insurreción de todos los moriscos se apoderaron de la Granada castellana. Según Mármol Carvajal ,la élite morisca de la capital era parte de la conjura y esperaban que con los disturbios lograrían la suspensión de la pragmática. La insurrección estaba fechada el Jueves Santo, 15 de Abril 1 .568, pero el capitán general del reino de Granada, marqués de Mondéjar, fue informado del complot y los moriscos tuvieron que retrasarlo. En la noche del 16 de Abril, debido a una falsa alarma, se tocó un rebato en la fortaleza de la Alhambra, y los vecinos castellanos estuvieron a punto de saquear el barrio morisco del Albaicín y matar a sus habitantes "porque con la sospecha que se tenía, creyeron que se alzaban" (Mármol Carvajal). Después de aquel incidente los moriscos alarmados se quejaron a Mondéjar de los peligros que les hubiera podido ocasionar la alarma mientras que el cabildo empezaba a repartir armas entre los castellanos. Un embajador francés escribía en mayo que la alarma había sido causada por una conspiración entre moriscos y piratas argelinos, pero notaba también que existían proyectos de deportar a todos los moriscos granadinos al norte de la península . El 24 de junio Mondéjar mandaba a Felipe II dos cartas moriscas dirigidas al rey de Fez que se habían intervenido y le rogaba darle refuerzos militares o suspender la pragmática. Desde el año anterior Mondéjar (defensor de los intereses feudales y desde luego "amigo" de los moriscos) había manifestado al rey su oposición a la aplicación de la pragmática porque temía que pudiera ocasionar una rebelión y "se quejaba de que se hubiese tomado resolución... sin pedirle su parecer". En la corte real no se creía en la conspiración y se atribuía la conmoción a unos monfies, pero en Granada todos los castellanos esperaban una rebelión para la Navidad.

La conjura de Nochebuena

"...acordaron que fuese en la fuerza del invierno... la noche de Navidad, que la gente de todos los pueblos está en las iglesias, solas las casas, y las personas ocupadas en oraciones y sacrificios; cuando descuidados, desarmados, torpes con el frio, suspensos con la devoción, fácilmente podían ser oprimidos de gente atenta, armada, suelta y acostumbrada a saltos semejantes." (Hurtado de Mendoza).

Poco antes de la Pascua en Granada se rumoreaba que los turcos llegarían en la Nochebuena para iniciar la rebelión del Albaicín. Mármol interpreta este rumor como una maquinación morisca; unos 8.000 moriscos procedentes de la Vega, del valle de Lecrín y de la Alpujarra asaltarían la capital, llevando tocados turcos con el fin de que viendo a estos "turcos" los moriscos granadinos ilusionados por los rumores de desembarco turco se sumarían inmediatamente a la insurección. Mármol Carvajal, afirma haber visto las confesiones escritas de unos presos moriscos y da el plan de la conjura, incluido una lista de los varios comandos que iban apoderarse de la ciudad. Según Bermudez de Pedraza, se vió entoces en Granada "por muchos días en el Poniente... sangrientas batallas de hombres peleando a caballo´´ y se interpretó que el Cielo confirmaba con señales las sospechas que los castellanos tenían contra los moriscos.

Los días del Movimiento.

Según Mármol Carvajal, el jueves 23 de Diciembre, novedades en la Alpujarra adelantaron la rebelión: en Poqueira una partida de monfíes emboscaron a unos funcionarios de Ugíjar que volvían a Granada para la Pascua y habían robado las bestias de unos moriscos. Los mismos monfies mataron luego a cinco soldados de Motril los cuales tambien robaban a los moriscos para llevarse "regalos" a Granada. Enardecidos por estos sucesos los monfies emboscaron la misma noche en Cádiar todo un destacamento de guardas que iban a Adra despojando de paso a los campesinos moriscos. De concierto con Fernando El Zaguer, alguacil morisco de Cádiar, los monfíes mataron a estos soldados mientras pernoctaban en las casas del pueblo. Los moriscos de Cádiar mandaron entoces a sus familiar y a sus animales a la sierra y los jovenes del pueblo acompañaron a los monfies a Ugíjar. El Zaguer y un jefe monfí fueron a juntar más gente en los pueblos vecinos para luego concentrarse todos en Ugíjar.

Granada celebró el nacimiento de Jesús con soldados en las calles. La mañana del Sábado 25, dos moriscos llegaron de Orgiva e informaron a Mondéjar que la Alpujarra estaba en rebelión. Según Mármol Carvajal, Mondéjar pensó que unos piratas desembarcados actuaban con los monfíes y mandó que se formara una fuerza para salir a la costa si era necesario. En la noche del 25 al 26 ocurrió la famosa entrada en el Albaicín del jefe de los conjurados Farax Aben Farax con unos 150 monfíes. Los miles de alpujarreños que venían a asaltar Granada no pudieron cruzar la sierra por las fuertes nieves. Farax no logró convencer a los líderes moriscos de la capital de rebelarse y salió a la calle con su pequeña fuerza antes del amanecer:

"... hizo que todos los compañeros dejasen los sombreros y monteras que llevaban, y se pusiesen bonetes colorados a la turques, y sus toquillas blancas encima, para que parecieses turcos." (Mármol Carvajal).

Como se dice hoy en las fiestas de moros y cristianos los "turcos" iban "pidiendo la guerra" desfilando con sus banderas al son de música mora en las calles vacías del Albaicin. Se enfrentaron con una patrulla cristiana y, después de otros incidentes menores, se detuvieron en una loma encima del Albaicín donde uno de ellos proclamó la rebelión:

"«No hay más que Dios y Mahoma, su mensajero. Todos los moros que quisieren vengar las injurias que los cristianos han hecho a sus personas y ley, véngase a juntar con estas banderas, porque el rey de Argel y el Jerife, a quien Dios ensalce, nos favorecen, y nos han enviado toda esta gente y la que nos está aguardando allí arriba. Ea, ea, venid, venid; que ya es llegada nuestra hora, y toda la tierra de los moros está levantada.»" (Mármol Carvajal).

La patrulla agredida avisó a Mondéjar en la Alhambra, pero él se negó a bajar sus soldados al Albaicín y a dar la alarma, alegando que carecía de tropas. Hurtado de Mendoza pretende que Mondéjar impidió así la llegada de los moriscos de la Vega quienes esperaban los tiros de alarma de los cañones de la Alhambra para acudir en masa al combate.Aceptando la realidad de la intentona de Farax, el caso es que los moriscos del Albaicín y de la Vega no se sumaron a la revuelta. Por la mañana los castellanos viejos subieron con las armas al Albaicín para matar moriscos pero Mondéjar y sus soldados se lo impidieron. Mondéjar salió por fin de Granada detras de los monfies de Farax pero sólo les alcanzó cuando desaparecían en la sierra. Los monfíes cruzaron Sierra Nevada en la noche y el día 27 provocaron la rebelión de unos pueblos del valle de Lecrín afirmando que "los moros" habían tomado Granada.

Mártires en la Alpujarra.

Mármol Carvajal reseña que casi toda la Alpujarra se alzó directamente después de la emboscada de Cádiar. En los días 24 o 25 escuadras de monfíes y de jóvenes (los gandules) fueron de pueblo en pueblo enarbolando las banderas de la rebelión, atacando a los vecinos castellanos, saqueando sus casas y la iglesia del lugar. Las fuentes castellanas describen la matanza de los cristianos como acontecimiento salvaje que incluye casos de canibalismo y niños sacrificados. La masacre de los llamados "Mártires de la Alpujarra" ocurre antes de cualquier intervención armada cristiana y sus víctimas caen desarmadas en tiempo de fiestas: "hechos" que aumentan la barbarie de los crímenes y justifican la consecuente represión. Las reseñas del martirio establecen la responsabilidad colectiva de los alpujarreños por haberse todos (mujeres y niños incluidos) manchado las manos en la sangre de los cristianos. La matanza se representa como una fiesta de la sangre hecha por el pueblo entero.

El miedo causó la guerra.

En su narración de la rebelión, Mármol nos presenta moriscos y mártires actuando en casi el mismo drama en cada pueblo de la Alpujarra, pero él menciona también acontecimientos locales muy específicos que nos ayudan a entender la dinámica que causó la "revolución morisca". Después de los ataques monfíes del 23 de diciembre, el pánico se apodera de los castellanos y éstos se encierran en las iglesias fortificadas. Las violencias parecen cometidas por monfíes y grupos de forasteros. Frecuentemente la matanza de los cristianos ocurre más tarde. Presento aquí el resumen de un guión en que el "miedo de los cristianos" fue una causa principal de la "revolución". En un clima de tensión internacional, rumores de revuelta general y de desembarco turco aumentan el sentimiento de inseguridad de los colonizadores. Estas quimeras de conspiración y de matanza general les empujan a tomar medidas contra los moriscos. Tales manifestaciones hostiles, precisamente cuando los colonizados se ven acosados por abusos crecientes, favorecen o provocan la reacción morisca, desencadenando la guerra civil. Aquí están unos ejemplos en apoyo de mi tesis.

Por la tarde del 23 de diciembre dos supervivientes de la emboscada de Poqueira dieron la alarma en Órgiva y al día siguiente se avisó a todos los castellanos de los alrededores, que se concentraron en Órgiva, donde se había fortificado una torre para casos de insurrección o de incursión de piratas. Los castellanos cogieron luego a mujeres y niños moriscos como rehenes y se encerraron con ellos en su "castillo". Los moriscos del pueblo se alzaron entoces y enarbolando sus banderas, cercaron la torre mientras familias y animales subían a la sierra y sitiaban el castillo hasta la llegada del ejército de Mondéjar.

En Ugíjar el alguacil mayor fue informado de la rebelión tres días antes por el párroco de Darrical (el cual había informado a Mondéjar de la rebelión de Semana Santa) y ordenó entoces a los vecinos castellanos congregarse todos en la iglesia previamente fortificada:

"y porque esto se hiciese con brevedad y sin escándalo, había echado

fama que tenía nueva cierta que venían mas de mil turcos y moros de

Berbería a llevarse aquel lugar." (Mármol Carvajal).

Pero los vecinos no le hicieron caso por no creer en la posibilidad de un desembarco musulmán en pleno invierno. El viernes la noticia de la matanza de Cádiar les alarmó y de repente todos se hicieron fuertes en la torres de la iglesia y de dos casas cercanas:

"Estas tres torres estaban en triángulo, puestas de manera que los de dentro no dejaban asomar á nadie por las calles, que los enclavaban luego con los arcabuces, y tenian mucha municion que tirar, porque les habian traido dos dias antes catorce arrobas de pólvora de Málaga, y el alcalde mayor habla repartídola entre los arcabuceros." (Mármol.



Los monfíes llegaron a Ugíjar en la noche, abriendo la cárcel y quemando el archivo judicial local. La mañana del sábado 25 los habitantes moriscos abandonaron el pueblo, cuyas calles dominaban los tiradores de las torres. Un superviviente de la emboscada de Cádiar alarmó al comandante de la guardia de Dalias y éste, pensando en un ataque de piratas o de turcos, pidió auxilio a Almería y salió con su fuerza a Adra, donde no encontró noticia de desembarco. Pasó luego por Berja y Darrícal y fue a Ugijar

"...llegó á vista de Ugíjar el domingo por la mañana, y se puso en un viso adonde le podían descubrir muy bien los cristianos de las torres; los cuales comenzaron á hacer gran fiesta y regocijo con los arcabuces á los enemigos; porque viendo gente á caballo, entendieron que les iba socorro. Los moros, creyendo lo mesmo, se pusieron en huida por aquellas sierras...". (Mármol Carvajal 1.924:197).

Viendo muchos "moros" en los cerros el oficial concluyó que toda la comarca se habia alzado y por miedo a encontrarse cercado, se retiro a Adra. Los moriscos atacaron de noche y prendieron fuego a una torre que era de madera, quemándose vivos la mayoría de sus defensores. La otra torre se rindió y se negoció la entrega de la iglesia. Los moriscos pedían a los castellanos les entregaran sus armas y pagaran un rescate para conducirles hasta Guadix. Pero el alcalde mayor rechazó el acuerdo e insultó a los "moros", que hicieron un gran fuego en la puerta de la torre y los "cristianos" tuvieron que rendirse. Muchos moriscos de otros pueblos habían acudido a la contienda y se maltrató a los castellanos mientras bajaban de la torre con cuerdas. Al día siguiente, cumpliendo con una orden de Farax, gandules y monfíes ejecutaron a todos los presos en el cementerio.

Varios pueblos del valle de Lecrín no se sumaron a los monfíes de Aben Farax y sus habitantes huyeron a la sierra. Los soldados que Mondéjar mandó a tomar el puente de la Alpujarra en Tablate se dedicaron al saqueo del pueblo y fueron asaltados y derrotados por los moriscos . Después de la emboscada de Poqueira los moriscos de la zona de los Guájares se fueron a la sierra por verse atacados por bandas de castellanos de Motril y Salobreña. Muchos se refugiaron en Guájar-Fondón, adonde el día 30 de Diciembre llegó el señor del pueblo con unos 150 soldados para defenderse de los monfíes. Amenazó con saquear el pueblo sino se le entregaba comida y dinero y el párroco no logró convencerle de irse con sus tropas. De noche, los moriscos botaron fuego a la iglesia que servía de cuartel al señor y a sus soldados y los mataron a todos. Luego escoltaron el sacerdote hasta Motril (Mármol Carvajal).



Guerra a fuego y a sangre.

Enfurecidos por las noticias que llegaban de la Alpujarra, los castellanos de Granada se incorporaron en masa en las milicias. Un alto cargo propuso la deportación de todos los moriscos para evitar una revuelta en la ciudad. Asustados por la noticia de una intervención militar del gobernador de Murcia, el marqués de los Vélez, los moriscos protestaron delante de Mondéjar que cumplían con la Pragmatica y querían ayudar a la corona contra los monfies, verdaderos responsables de la conmoción. Las milicias concejiles castellanas se concentraron en Granada hasta el día 3 de enero, cuando Mondéjar salió a la Apujarra. Las tropas acamparon primero en el valle de Lecrín e inaguraron la campaña saqueando los pueblos cercanos, matando a muchos moriscos y tomando a sus mujeres como esclavas (Hurtado de Mendoza). Los milicianos tenían poco valor militar e iban motivados por el afán de botín. Los moriscos mandaron varias embajadas pidiendo la paz: Mármol Carvajal menciona embajadores de El Zaguer informando a Mondéjar de que los moriscos querían entregarse y acusando a los monfíes de los estragos cometidos. Salvo el rechazo de estas iniciativas de paz por Mondéjar, la campaña se caracteriza por los saqueos sistemáticos y unas masacres ejemplares: así en Juviles cientos de moriscas cautivas fueron matadas delante de la iglesia (Hurtado de Mendoza) o la matanza de los defensores de los Guájares (mujeres y niños incluidos) ordenada por Mondéjar (Hurtado de Mendoza), sin olvidar las masacres en Félix y Ohanes por el marqués de los Vélez. Al final de febrero la pacificación parecía completa y la mayoría de los moriscos habían entregado sus armas.



Enigmas de la rebelión.

Si la rebelión fue tan bien preparada e involucró a todo el pueblo morisco, ¿cómo explicar su pronta derrota por los milicianos de Mondéjar y de los Vélez? En contraste más tarde en la guerra don Juan y el duque de Sesa necesitarán a soldados profesionales para contener a los rebeldes. Parece difícil conciliar la falta de verdadera batalla o la rapidez de la campaña de Mondéjar con la teoría de la conspiración. En esta primera fase de la guerra, la magnitud y la extensión de la rebelión eran bastante restringidas. El conflicto sólo se extendió más tarde al resto del reino y en general después de la entrada de tropas castellanas en zonas hasta entonces pacíficas. Quizá la progresión de los ejércitos castellanos y los estragos descontrolados fueran el factor decisivo en la propagación de la insurrección. La historia de los mártires de la Nochebuena justificaba el genocidio de los autóctonos por los castellanos. Durante esta llamada matanza los moriscos de Turón escoltaron a los castellanos del pueblo hasta Adra para salvarlos de los monfíes (Mármol Carvajal). La visión oficial de la rebelión desbarata la variedad de actitudes de los moriscos que no eran partidarios unánimes de la "revolución" pero fueron todos tratados como enemigos o sospechosos. Lo que Marquéz Villanueva llama "el mito conspiratorio" es muy distinto de la existencia de conspiraciones porque incrimina a todo el pueblo morisco y justifica su destierro. En realidad no hubo unión entre los moriscos durante la guerra ni siquiera dentro del reino de Granada. Por los estragos del marqués de los Vélez y de los soldados de Mondéjar (Lároles, Válor) o la masacre de los prisioneros volvieron a alzarse, encontrando que la paz no era posible.

Conclusión

Los hechos no parecen la crónica de una rebelión anunciada sino de una provocación para justificar un genocidio. Descartando la idea de un complot de los cristianos, lo cierto es que ellos se preparan para la rebelión así desencadenan un proceso que transforma la ficción en tragedia. De la actuación del mito conspiratorio surge la historia.

Seguir Leyendo...

domingo, 23 de diciembre de 2007

Diez años sin la Penguin Cafe Orchestra

El pasado 11 de diciembre celebramos el décimo aniversario del fallecimiento de uno de los compositores más versátiles, oxigenados y vitales del pasado siglo, el ya clásico Simon Jeffes. Con él se fue su proyecto más personal, la enigmática Penguin Cafe Orchestra, banda nacida a rebufo de una idea básicamente marciana. A finales de los años 70, Jeffes, después de haber sufrido una intoxicación a causa de un pescado en mal estado consumido en un restaurante del sur de Francia, tuvo una visión: ante él su cerebro enajenado construyó la imagen de un hotel dividido en varias habitaciones, en las cuales varias personas realizaban acciones diversas. Una pareja hacía el amor con pasión decreciente... un hombre se miraba a un espejo, en silencio... otra persona afinaba su violín sin emitir ningún sonido... de todo ello, una conclusión: había que crear algo que rompiese el significado de ese sueño comatoso, que no era otro que el enclaustramiento estético de las denominadas músicas académicas. Nació así la Orquesta del café del pingüino, banda centrada en la elaboración de músicas irracionales, caóticas, originales e inclasificables.

Influencias, muchas: minimalismo glassiano, puntos folk, esencias country y libertades jazzísticas. Van un par de ejemplos:

Air à danser:
http://www.youtube.com/watch?v=eU8IziD08t4

Paul´s dance:
http://www.youtube.com/watch?v=IeZGXMeTKzw&feature=related

Music for a found harmoniun:
http://www.youtube.com/watch?v=yJg1NNyke2E&feature=related

(Heidegger)



Seguir Leyendo...

Una aventura de Elpidio Valdés

Seguir Leyendo...

sábado, 22 de diciembre de 2007

¿Qué es la Navidad?

Tras una profunda reflexión a la hora de votar, nuestros invitados decidieron lo siguiente:

El día que veo a mis primos: 4 (14%). Una vez al año no hace daño y no está mal recordar al primo (el pariente que sea) que no vive tan lejos pero nunca lo ves. Comparamos cómo crecemos de altura y de anchura, nos reímos un rato y hasta el año que viene.

Comer turrones y mantecados: 8 (28%). A los que votaron esta opción les encantan los dulces, sentarse a la mesa y no les importa ganar tres o cuatro kilos. La estética siempre pierde frente a la ética, la compañía bien vale una buena comida y ande yo caliente y ríase la gente.

El nacimiento de Jesús: 2 (7%). Los dos que se decidieron por esta opción fueron de los que pensaron que nadie la votaría y quisieron dejar a Jesús moribundo antes que muerto, sin nacer.

Soy budista: 4 (14%). Éstos son de los que no quieren saber nada de la Navidad ni del cristianismo y que estarían más a gusto en el Tíbet o en algún lugar remoto, lejos de tanto ho, ho, ho, campanillas y pinos esclavizados.

¿Y tú me lo preguntas? ¡La Navidad eres tú!: 10 (35%). Algunos de los que se decidieron por esta opción están hartos de encuestas y de preguntas supuestamente metafísicas; otros resolvieron el enigma del universo en una palabra (tú); otros aprovecharon para piropear a quien pregunta.

Seguir Leyendo...

viernes, 21 de diciembre de 2007

El acorazado Potemkin

Броненосец Потемкин

Seguir Leyendo...

jueves, 20 de diciembre de 2007

Richard Wagner

Seguir Leyendo...

Robando arte callejero IV

|Dama Azul, foto tomada en lugar desconocido, cerca de estar lejana del mundo|

Cuando cada mañana temprano me cruzo con ella, siempre hago un esfuerzo para levantar la mirada, medio perdida medio concentrada en no coger uno de los mil baches que inundan la carretera.
Apartada del gentío que reina las calles, apenas luce.
Una lástima.
O no. Así es sólo mía.



AVISO: ESTO ES UN SUCIO PLAGIO
Mis excusas a la Sta. Lia, espero comprenda que así no hago más que alabar y engrandecer su trabajo e ideas geniales continuando esta saga inacabable ( esperemos ).

Seguir Leyendo...

Iquique

Está a punto de cumplirse el centenario de la matanza de Santa María de Iquique, el 21 de diciembre de 1907. Como homenaje y recordatorio, aquí está el texto que Eduardo Galeano le dedica en Memoria del fuego

Banderas de varios países

encabezan la marcha de los obreros del salitre, a través del cascajosodesierto del norte de Chile. Miles de obreros en huelga y miles de mujeres y niños caminan hacia el puerto de Iquique, coreando consignas y canciones.
Cuando los obreros ocupan Iquique, el ministro del Interior dicta orden de matar. Los obreros, en continua asamblea, deciden aguantar a pie firme y sin arrojar ni una piedra.

José Briggs, jefe de la huelga, es hijo de un norteamericano, pero se niega a pedir protección al cónsul de los Estados Unidos.
El cónsul del Perú intenta llevarse a los obreros peruanos. Los obreros peruanos no abandonan a sus compañeros chilenos. El cónsul de Bolivia quiere salvar a los obreros bolivianos. Los obreros bolivianos dicen:
-Con los chilenos vivimos, con los chilenos morimos
Las ametralladoras y los fusiles del general Roberto Silva Renard barren a los huelguistas desarmados y dejan el tendal.
El ministro Rafael Sotomayor justifica la carnicería en nombre de las cosas más sagradas, que son, en orden de importancia: la propiedad, el orden público y la vida.

http://es.wikipedia.org/wiki/Matanza_de_la_Escuela_Santa_Mar%C3%ADa_de_Iquique

Seguir Leyendo...

El arpista y el mar

El mar torna en gemidos las palabras.
En los cantiles de Moher
las olas como cantos abolidos
resumen la memoria de los días
a un agitar confuso entre el frío y el cuerpo.
Parecen comprender los alcatraces
que las corrientes nunca
cesarán de buscar el modo
de fluir el alma arriba,
de tender el abrazo de las algas
por los pulmones hasta el sueño
profundo de los hechos abisales.

Nada más hay.
Y para qué
si la existencia poco más previene
de sí, de su alianza con la sombra.
Desprecian las mareas
nuestra existencia menor hasta
extinguirla entre el ruido
de su furiosa hondura sin sentido.

En los acantilados
se escuchan chocar solamente contra las rocas
los migratorios llantos de ballenas
que con sus colas baten
la vastedad silente del océano.
Y el rasgueo de un arpa
en triste tentativa de lo hermoso,
aquí donde se ahogan los violines,
las trompas del crepúsculo perecen.
Cuerda a cuerda el arpista tensa el tiempo,
lanza al abismo la avidez azul
de las notas en fuga.
La inmensidad nos lleva.

Juan José Castro Martin ( Deriva de las Islas )




Caminaba tranquilo por las piedras mojadas de la orilla, despejándome tras una noche demasiado cargada. Buscando los peñones a lo lejos, divisé antes, en la otra punta de la playa, un objeto que era atrapado una y otra vez por las olas. Me fui acercando, y me sorprendí al ver un coche. Un coche ! El temor se apoderó de mí instantes antes de comprender que era mi coche, el mismo que dos meses antes había desaparecido bajo la tormenta.
Sería su coche ? Quién sabe, posiblemente no. Pero el caso es que desde que pasé por primera vez por el escenario del crimen hasta que volví con la cámara de fotos pasaron unos 15 minutos, y el mismo hombre seguía pasmado junto a él.

Seguir Leyendo...

miércoles, 19 de diciembre de 2007

El Reincidente

Del libro Vendrán más años malos y nos harán más ciegos, de nuestro imprescindible Rafael Sánchez Ferlosio, traemos aquí una hermosa fábula:

El lobo, viejo, desdentado, cano, despeluchado, desmedrado, enfermo, cansado un día de vivir y de hambrear, sintió llegada para él la hora de reclinar finalmente la cabeza en el regazo del Creador.
Seguir Leyendo...
Noche y día caminó por cada vez más extraviados andurriales, cada vez más arriscadas serranías, más empinadas y vertiginosas cuestas, hasta donde el pavoroso rugir del huracán en las talladas cresterías de hielo se trocaba de pronto, como voz sofocada entre algodones, al entrar en la espesa cúpula de niebla, en el blanco silencio de la Cumbre Eterna. Allí, no bien alzó los ojos -nublada la visión, ya por su propia vejez, ya por el recién sufrido rigor de la ventisca, ya en fin por lágrimas mezcladas de autoconmiseración y gratitud- y entrevió las doradas puertas de la Bienaventuranza, oyó la cristalina y penetrante voz del oficial de guardia, que así lo interpelaba:

«¿Cómo te atreves siquiera a aproximarte a estas puertas sacrosantas, con las fauces aún ensangrentadas por tus últimas cruentas refecciones, asesino?»

Anonadado ante tal recibimiento y abrumado de insoportable pesadumbre, volvió el lobo la grupa y, desandando el camino que con tan largo esfuerzo había traído, se reintegró a la tierra y a sus querencias y frecuentaderos, salvo que en adelante se guardó muy bien, no ya de degollar ovejas ni corderos, que eso la pérdida de los colmillos hacía ya tiempo se lo tenía impedido, sino incluso de repasar carroñas o mondar osamentas que otros más jóvenes y con mejores fauces hubiesen dado por suficientemente aprovechadas. Ahora, resuelto a abstenerse de tocar cosa alguna que de lejos tuviese algo que ver con carnes, hubo de hacerse merodeador de aldeas y caseríos, descuidero de hatos y meriendas. Las muelas, que, aunque remeciéndosele ya las más en los alvéolos, con todo conservaba, le permitían roer el pan; pan de panes recientes cuando la suerte daba en sonreír, pan duro de mendrugos casi siempre. Viviendo y hambreando bajo esta nueva ley permaneció, pues, en la tierra y en la vasta espesura de su monte natal por otro turno entero de inviernos y veranos, hasta que, doblemente extenuado y deseoso de descanso tras esta a modo de segunda vuelta de una antes ya larga existencia, de nuevo pareció llegado el día de merecer reclinar finalmente la cabeza en el regazo del Creador. Si la ascensión hasta la Cumbre Eterna había sido ya acerba la primera vez, cuán más no se le habría vuelto ahora, de no ser por el hecho de que la disminución de vigor físico causada por aquel recargo de vejez sobreañadido sería sin duda compensada en mayor o menor parte por el correspondiente aumento del ansia de descanso y bienaventuranza. El caso es que de nuevo llegó a alcanzar la Cumbre Eterna, aunque tan insegura se le había vuelto la mirada que casi no había llegado siquiera a vislumbrar las puertas de la Bienaventuranza cuando sonó la esperada voz del querubín de guardia:

«¿Así es que aquí estás tú otra vez, tratando de ofender, con tu sola presencia ante estas puertas, la dignidad de quienes por sus merecimientos se han hecho acreedores a franquearlas y gozar de la Eterna Bienaventuranza, pretendiéndote igualmente merecedor de postularla? ¿A tanto vuelves a atreverte tú? ¡Tú, ladrón de tahonas, merodeador de despensas, salteador de alacenas! ¡Vete! ¡Escúrrete ya de aquí, tal como siempre, por lo demás, has demostrado que sabes escurrirte, sin que te arredren cepos ni barreras ni perros ni escopetas!»

¡Quién podrá encarecer la desolación, la amargura, el abandono, la miseria, el hambre, la flaqueza, la enfermedad, la roña, que por otros más largos y más desventurados años se siguieron! Aun así, apenas osaba ya despuntar con las encías sin dientes el rizado festón de las lechugas, o limpiar con la punta de la lengua la almibarada gota que pendía del culo de los higos en la rama, o relamer, en fin, una por una, las manchas circulares dejadas por los quesos en las tablas de los anaqueles del almacén vacío. Pisaba sin pisar, como pisa una sombra, pues tan liviano lo había vuelto la flaqueza, que ya nada podía morir bajo su planta por la sola presión de la pisada. Y al cabo volvió a cumplirse un nuevo y prolongado turno de años y, como era tal vez inevitable, amaneció por tercera vez el día en que el lobo consideró llegada para él la hora de reclinar finalmente la cabeza en el regazo del Creador.

Partió invisible e ingrávido como una sombra, y era, en efecto, de color de sombra, salvo en las pocas partes en las que la roña no le había hecho caer el pelo ; donde lo conservaba, le relucía enteramente cano, como si todo el resto de su cuerpo se hubiese ido convirtiendo en roña, en sombra, en nada, para dejar campear más vivamente, en aquel pelo cano, tan sólo la llamada de las nieves, el inextinto anhelo de la Cumbre Eterna. Pero, si ya en los dos primeros viajes tal ascensión había sido excesiva para un lobo anciano, bien se echará de ver cuán denodado no sería el empeño que por tercera vez lo puso en el camino, teniendo en cuenta cómo, sobre aquella primera y, por así decirlo, natural vejez del primer viaje, había echado encima una segunda y aun una tercera ancianidad, y cuán sobrehumano no sería el esfuerzo con que esta vez también logró llegar. Pisando mansa, dulce, humildemente, ya sólo a tientas reconoció las puertas de la Bienaventuranza; apoyó el esternón en el umbral , dobló y bajó las ancas, adelantó las manos, dejándolas iguales y paralelas ante el pecho, y reposó finalmente sobre ellas la cabeza. Al punto, tal como sospechaba, oyó la metálica voz del querubín de guardia y las palabras exactas que había temido oír:

«Bien, tú has querido, con tu propia obstinación, que hayamos acabado por llegar a una situación que bien podría y debería haberse evitado y que es para ambos igualmente indeseable. Bien lo sabías o lo adivinabas la primera vez; mejor lo supiste y hasta corroboraste la segunda; ¡y a despecho de todo te has empeñado en volver una tercera! ¡Sea, pues! ¡Tú lo has querido! Ahora te irás como las otras veces, pero esta vez no volverás jamás. Ya no es por asesino. Tampoco es por ladrón. Ahora es por lobo».

Seguir Leyendo...

Prometeo XVII

PROMETEO LIBERTADO

Tú bajaste, entre todas las ráfagas del cielo:
al modo de un espíritu o de un pensar, que agolpa
inesperadas lágrimas en ojos insensibles,
o como los latidos de un corazón amargo
que debiera tener ya la paz, descendiste
en cuna de borrascas; así tú despertabas,
Primavera, ¡oh, nacida de mil vientos! Tan súbita
te llegas, como alguna memoria de un ensueño
que se ha tornado triste, pues fué dulce algún día,
y como el genio o como el júbilo que eleva
de la tierra, vistiendo con las doradas nubes
el yermo de la vida.
La estación llegó ya, y el día: esta es la hora;
has de venirte cuando sale el sol, dulce hermana:
¡llega, al fin, deseada tanto tiempo, y remisa!
¡Qué lentos, cual gusanos de muerte los instantes!
El punto e una estrella blanca aun tiembla, en lo hondo
de esa luz amarilla del día que se agranda
tras montañas de púrpura: a través de una sima
de la niebla que el viento divide, el lago oscuro
la refleja; se apaga; ya vuelve a rutilar
al desvaírse el agua, mientras hebras ardientes
de las tejidas nubes arranca el aire pálido:
¡se pierde! Y en los picos de nieve, como nubes,
la luz del sol, rosada, ya tiembla. ¿No se oye
la eólica música de sus plumas, de un verde
marino, abanicando al alba carmesí?...

Percy Bysshe Shelley, versión deMàrie Montand.


Seguir Leyendo...

Construcción de un rincón (2)

El erizo despierta al fin en su nido de hojas secas,
y acuden a su memoria todas las palabras de su lengua,
que, contando los verbos, son poco más o menos
veintisiete.


Luego piensa: El invierno ha terminado,
Soy un erizo, Dos águilas vuelan sobre mí;
Rana, Caracol, Araña, Gusano, Insecto,
¿En qué parte de la montaña os escondéis?
Ahí está el río, Es mi territorio, Tengo hambre.


Y vuelve a pensar: Es mi territorio, Tengo hambre,
Rana, Caracol, Araña, Gusano, Insecto
¿En qué parte de la montaña os escondéis?


Sin embargo, permanece quieto, como una hoja seca más,
porque aún es mediodía, y una antigua ley
le prohíbe las águilas, el sol y los cielos azules.


Pero anochece, desaparecen lás águilas, y el erizo,
Rana, Caracol, Araña, Gusano, Insecto,
Desecha el río y sube por la falda de la montaña,
Tan seguro de sus púas como pudo estarlo
un guerrero de su escudo, en Esparta o en Corinto;


Y de pronto atraviesa el límite, la línea
que separa la tierra y la hierba de la nueva carretera,
de un solo paso entra en tu tiempo y el mío;
Y como su diccionario universal
no ha sido corregido ni aumentado
en estos últimos siete mil años,
no reconoce las luces de nuestro automóvil,
y ni siquiera se da cuenta de que va a morir.

Seguir Leyendo...

Led Zeppelin - Stairway to heaven

Seguir Leyendo...

Bonnie Tyler


Holding Out For A Hero

Seguir Leyendo...

martes, 18 de diciembre de 2007

Libertatia. Una utopía pirata del XVII

MISSON Y CARACCIOLI François Misson era un marino francés, natural de Provenza. Tras visitar Roma y contemplar el boato y la miseria moral de la corte de los sucesores de San Pedro, perdió la fe. Estando en Nápoles, como miembro de la tripulación del buque de guerra francés Victoire, conoció en una taberna a un dominico italiano, Caraccioli. En el curso de varias conversaciones, el monje (lector de la "Utopía" de Moro) imbuyó a Misson y a algunos de sus compañeros de sus ideas.
Caraccioli fue invitado a subir a la Victoire. El barco zarpó, al mando de un capitán llamado Fourbin, que murió en las Antillas en un combate naval con los ingleses. Caraccioli, entonces, propuso a los 200 integrantes de la tripulación nombrar capitán a Misson, que era el más culto de los marinos supervivientes, y dedicarse al filibusterismo. Ésa no fue la única moción del fraile italiano que fue aceptada. Los tripulantes del Victoire colectivizaron la riqueza del barco, decidiendo que "todo debería ponerse en común".

Seguir Leyendo...




Las decisiones se dejaron "al Voto de toda la Compañía". El código de conducta redactado por los líderes Misson y Caraccioli establecía el trato humanitario a los prisioneros, la prohibición de emborracharse o de blasfemar y el respeto a las mujeres. Los piratas también consintieron en obligarse mutuamente al trabajo y a la defensa común. El barco partió en busca de tierras libres, izando una bandera blanca con la leyenda "por Dios y la libertad".
Liberar esclavos era su mayor preocupación: en su ruta por la costa occidental de África se cruzaron con un barco negrero holandés y lo capturaron. Los esclavos fueron llevados a la Victoire, donde les dijo Misson que "el Comercio de aquellos de nuestra propia Especie, nunca será agradable a los Ojos de la Justicia Divina: Ningún Hombre tiene Poder sobre la Libertad de otro" y que "él no les había eximido su cuello del galante Yugo de la Esclavitud, y afirmado su propia Libertad, para esclavizar a otros". Los africanos se unieron a la tripulación, lo mismo que algunos de los marinos del buque holandés. La Victoire dobló el Cabo de Buena Esperanza y el Océano Índico se abrió ante la vista de la tripulación. Cuando navegaban por la costa de Madagascar, Misson encontró una bahía perfecta, con tierras fértiles, agua fresca y nativos amistosos (la precisa localización es hoy objeto de debate). La isla tenía un clima cálido y saludable, con abundante pesca, minas de hierro y algo de plata y oro. El suelo producía buenas maderas, azúcar, algodón e índigo. Los nativos accedían a venderles ganado vacuno; algunas de sus familias incluso se radicaron entre los piratas. Y si necesitaban algo más, tenían los innumerables barcos que surcaban el Océano Índico: sólo era cuestión de servirse...
Las páginas de Johnson dicen que hablaban un lenguaje propio, una mezcla de lenguas africanas con francés, inglés, holandés, portugués y malgache nativo. Los piratas se asentaron para convertirse en granjeros, teniendo la tierra en común: "ninguna cerca separaba cualquier propiedad particular de un Hombre". Los botines y riquezas ganados en el mar eran "puestos en el Tesoro común, el Dinero no tiene Uso allí donde todas las Cosas están en común".
Al poco de comenzar los trabajos de la construcción de Libertatia, la Victoire se encontró con el pirata Thomas Tew. Las ideas de formar una colonia libre no eran nuevas para Tew, quien había perdido a parte de su tripulación en un intento de establecer una colonia en la costa oeste de Madagascar Thomas Tew nació en Nueva Inglaterra, en la Costa Este de los actuales Estados Unidos, hacia 1650. Allá por 1682 navegaba en el Caribe, estando establecido en Jamaica. En 1691 Tew compró parte del buque "Amity", y sumó a su pequeña a flota a otro barco, mandado por George Drew. Ambas embarcaciones pasaron el Cabo de Buena Esperanza y viajaron hacia el norte, hacia el Golfo de Adén. Allí atacaron un velero árabe y tomaron buen tesoro: cada hombre se quedó con una fortuna de 3 mil libras esterlinas. Regresando hacia el sur, parte de la tripulación, unos 24 marinos, decidió establecer una colonia.
El resto decidió volver a América, y en el regreso se topó con Libertatia. Misson, deseando fortalecer su república, decidió enviar un buque a Guinea a capturar barcos esclavistas y le ofreció la tarea a Tew, que la aceptó. Frente al Cabo, el "Amity" abordó un barco holandés de 18 cañones, el East Indianman. Nueve de los tripulantes holandeses se le unieron y el resto fue desembarcado. Luego, frente a la costa de la actual Angola, capturó un barco inglés con 240 hombres, mujeres y niños engrillados en las bodegas. Los miembros africanos de la tripulación descubrieron a bastantes familiares y amigos entre los esclavizados, a los que liberaron y llevaron con ellos. También se sumó la mitad de la tripulación del barco pirata del célebre capitán William Kidd, que en una oportunidad se detuvo unos días a hacer reparaciones en su navío. Tew finalmente se volvió a América, pero al poco tiempo decidió regresar a Libertatia en un nuevo buque, el "Frederick".
Ya en la república pirata, se decidió hacer una campaña de capturas en la región del Golfo de Adén. Tew y Misson, cada uno con un barco y 250 tripulantes, pusieron proa al norte. Frente a la costa sur de Arabia se encontraron con un gran barco indio con mil peregrinos en viaje a La Meca. Lo capturaron fácilmente sin perder un hombre (el navío apresado estaba abarrotado) y desembarcaron a todos... salvo a cien muchachas de entre 12 y 18 años, que los piratas reclamaron para, "crecer y multiplicarse". Misson, viendo los llantos de las adolescentes y sus familiares, estuvo a punto de desistir de la idea, pero sus hombres se lo impidieron.
Sus siguientes campañas también terminaron en éxito. Cuando una flota de cinco navíos portugueses atacó la república, los piratas hundieron dos de los barcos y capturaron uno; dos pudieron escapar. En una ocasión se envió a un navío a levantar un mapa de la costa, lo que se aprovechó para instruir a los esclavos liberados en la navegación y el manejo del idioma francés. La elección de la tripulación fue fiel a los principios de la república: se formó con 50 blancos y 50 negros. Aprovechando la ausencia de una parte de la flota pirata, una de las tribus de nativos malgaches atacó la república y arrasó las debilitadas defensas. Fue una masacre; Caraccioli murió en la defensa. Misson apenas pudo escapar con 45 hombres, dos barcos y un aún considerable tesoro.

Thomas Tew fue un famoso pirata. Todo lo demás: Misson, Caraccioli y toda la historia de Libertatia o Libertalia tiene una única fuente, el libro "General History of the Robberies and Murders of the most notorious Pyrates", publicado en Londres en 1728 por el capitán Charles Johnson, quizá un seudónimo de Daniel Defoe. Esto hace dudar de la autenticidad de la historia. Pero, ¿por qué habría una historia imaginaria en un libro en el que todo el resto de los episodios incluidos son hechos reales?

Seguir Leyendo...

Soledad en un mundo feliz

El comité de ayer,
bastones, pero un tambor roto,
medianoche en la City,
flautas en el vacío
labios cerrados, caras dormidas,
todas las máquinas paradas,
mudos los lugares
donde se apiñaba la gente...
Todos los silencios se regocijan,
lloran (en voz alta o baja)
hablan, pero ignoro
con la voz de quién.
La ausencia de los brazos.
los senos y los labios
y los traseros de Susan
y de Egeria forman lentamente
una presencia. ¿Cuál? Y, pregunto,
¿de qué esencia tan absurda
que algo que no es
puebla, sin embargo,
la noche desierta más sólidamente
que es otra con la cual copulamos
y que tan escuálida nos parece?

Seguir Leyendo...

lunes, 17 de diciembre de 2007

Primero conquistaremos Manhattan

Me condenaron a veinte años de hastío
por intentar cambiar el sistema desde dentro.
Ahora vengo a desquitarme,
primero conquistaremos Manhattan,
después conquistaremos Berlín.

Me guía una señal en los cielos,
me guía una marca de mi piel,
me guía la belleza en nuestras armas,
primero conquistaremos Manhattan,
después conquistaremos Berlín.

Quisiera estar siempre contigo.
Me gusta tu cuerpo, tu espíritu y tu ropa,
pero ¿ves esa fila que avanza en la estación?
Te dije, ya te dije,
que yo, ay que yo era uno de ellos.

Me amaste como perdedor
y te preocupa que pueda vencer.
Sabes cómo detenerme
y no me sabes tú comprender.
¿Cuántas veces recé para yo volver a empezar?

Pimero conquistaremos Manhattan,
después conquistaremos Berlín.

Recuerda que yo vivía para la música,
recuerda que de mí te mantenías.
Hoy es el día del padre y estamos heridos,
después conquistaremos Berlín.

Quisiera estar siempre contigo.
Me gusta tu cuerpo, tu espíritu y tu ropa,
pero ¿ves esa fila que avanza en la estación?
Te dije, ya te dije,
que yo, ay, que yo era uno de ellos

Seguir Leyendo...

Age of War

Age of War
El ser humano siempre ha estado en guerra y todo empezó en la prehistoria. Destruye la base de tu enemigo creando un buen ejército

Seguir Leyendo...

La "Élite" del "movimiento" anarquista madrileño

Creando un poquito, pero poquito de polémica, me gustaría desenmascarar 1 poco la hipocresía y autoridad de algunas personas que creen ser demasiado influyentes en parte del movimiento organizado anarquista de la capital.


Seguir Leyendo...


Y quiero hablar de esto porque lo conozco, lo conozco desde lo más hondo de sus profundidades, porque por desgracia he estado dentro, y aunque en un principio mucha de su demagogia y política me entró, más tarde que temprano comprendí que no es más que lo mismo, que como en casi toda la política se habla más de lo que se actúa, se critica más de lo que se construye, se roba más de lo debido.

El dinero, ese cruel enemigo que criticáis con tanta dureza entra a espuertas en vuestro local, todas esas aportaciones económicas de gente ingenua que pretende luchar por liberar a X presx entran al local para salir de él en vuestra cartera. Vuestra actitud, chulesca, prepotente con unos aires de intelectualidad de los cuales carecéis os hacen ser respetados por quien no os conoce, pero para quien os conoce, para quien ha convivido con vosotros, para quien ha estado pringando recorriéndose la geografía española en busca de material que ofrecer para hacer reflexionar a las personas, para quien sudo sangre para levantar la casika tras el paso de Non servium o para mantener un orden lógico en un concierto lleno de yonkis folloneros, para esa persona, vuestros aires no son más que la confirmación de un refrán: “Dime de lo que presumes, y te diré de lo que careces”.

Tanta anarquía decís que fluye por vuestras venas cuando no falta el momento en el que critiquéis a quien no comulga con vuestras ideas.

Lo peor de todo es que yo creí que erais mis amigos, lástima de tiempo perdido en todos vosotros, lástima que no tropecéis y os rompáis la crisma. Ojalá algún día lleguéis a comprender la anarquía, o al menos, no la empañéis con vuestros discursos sectarios moralistas.

Seguir Leyendo...

Me, myself & I

Todo, y digo TODO lo que hacemos en esta vida lo hacemos en base a y para llegar a estas dos premisas:

1.- AFÁN DE CONSERVACIÓN.
2.- AFÁN DE PERPETUACIÓN.


Todo. Tan sencillo y tan complicado a la vez.

Think about this.

Seguir Leyendo...

Alfredo Zitarrosa

Para emocionarse: Guitarra negra, de Alfredo Zitarrosa
(Poema por milonga)


I. Introducción
Cómo haré para tomarte en mis adentros, guitarra... Cómo haré para que sientas mi torpe amor, mis ganas de sonarte entera y mía... Cómo se toca tu carne de aire, tu oloroso tacto, tu corazón sin hambre, tu silencio en el puente, tu cuerda quinta, tu bordón macho y oscuro, tus parientes cantores, tus tres almas, conversadoras como niñas... Cómo se puede amarte sin dolor, sin apuro, sin testigos, sin manos que te ofendan... Cómo traspasarte mis hombres y mujeres bien queridos, guitarra; mis amores ajenos, mi certeza de amarte como pocos... Cómo entregarte todos esos nombres y esa sangre, sin inundar tu corazón de sombras, de temblores y muerte, de ceniza, de soledad y rabia, de silencio, de lágrimas idiotas...
II. Allanamiento.
Hoy anduvo la muerte buscando entre mis libros alguna cosa… Hoy por la tarde anduvo, entre papeles, averiguando cómo he sido, cómo ha sido mi vida, cuánto tiempo perdí, cómo escribía cuando había verduleros que venían de las quintas, cuando tenía dos novias, un lindo jopo, dos pares de zapatos, cuando no había televisión, ese mundo a los pies, violento, imbécil, abrumador, esa novela canallesca escrita por un loco... Hoy anduvo la muerte entre mis libros buscando mi pasado, buscando los veranos del 40, los muchachitos bajo la manguera, las siestas clandestinas, los plátanos del barrio, asesinados, tallados en el alma... Hoy anduvo la muerte revisando mi abono del tranvía, mis amigos, sus nombres, las noches de café Montevideo, las encomiendas por la Onda con olor a estofado, revisando a mi padre, su Berreta, su Baldomir, revisando a mi madre, su hemiplegia, al Uruguay batllista, a Aristides querido, a mis anarcos queridos bajo bandera, bajo mortaja, bajo vinos y versos interminables... Hoy anduvo la muerte revisando los ruidos del teléfono, distintos bajo los dedos índices, las fotos, el termómetro, los muertos y los vivos, los pálidos fantasmas que me habitan, sus pies y manos múltiples, sus ojos y sus dientes, bajo sospecha de subversión... Y no halló nada... No pudo hallar a Batlle, ni a mi padre ni a mi madre, ni a Marx, ni a Aristides, ni a Lenin, ni al Príncipe Kropotkin, ni al Uruguay ni a nadie. Ni a los muertos Fernández más recientes... A mí tampoco me encontró... Yo había tomado un ómnibus al Cerro e iba sentado al lado de la vida... Pasé frente al Nocturno y la vida había pintado unos carteles... Pregunté en una esquina por la hora, y en la bolsa del hombre que me dijo la hora iba la vida, junto con su almuerzo...
Hoy dejaré las puertas y las ventanas de mi casa, abiertas... Y la noche entrará por todas las ventanas de mi casa, por todas las ventanas de todo el barrio, por todas las ventanas de todos los cuarteles y de todas las cárceles, por todas las ventanas de los hospitales... La noche entrará, cabeceando, saltará para adentro, sombra a sombra a la luz del farol... Y se echará en el piso como un perro... Y aguardará hasta la madrugada... Hoy... Dejaré las puertas y las ventanas de mi casa, abiertas, para siempre...

Seguir Leyendo...

Caosmeando

ecoestadistica.com