lunes, 13 de octubre de 2008

El náufrago y el acróbata

Del Diccionario de símbolos, de Juan Eduardo Cirlot

Acróbata

Por sus piruetas y volatines, que con frecuencia consisten en invertir la posición normal del cuerpo humano, sosteniéndose con las manos y con los pies al aire, el acróbata es un símbolo viviente de la inversión, es decir, de aquella necesidad que se presenta en todas las crisis (personales, morales, colectivas, históricas), de trastornar el orden dado y volverlo al revés, haciendo materialista lo idealista, agresivo lo beato, trágico lo bonancible, desordenado lo ordenado o viceversa. Los acróbatas se relacionan con otros elementos circenses y especialmente con el arcano del Tarot del Ahorcado, que expone la misma significación.

2 comentarios:

uno, trino y plural dijo...

¿Y el náufrago?

uno, trino y plural dijo...

El náufrago y el acrobata formaban parte de un pez con esqueleto de bourbon

Caosmeando

ecoestadistica.com