miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿CUÁL ES TU FARSA DE CONTROL?

VOTOS:
- INTIMIDADOR: 4
- RESERVADO: 3
- POBRE DE MÍ: 2
- INTERROGADOR: 1


Intimidador: es el ego de la ira, el más agresivo. Son personas que estallan
enseguida, hacen amenazas, dan órdenes, son enérgicos en las palabras.
A él pertenecen personas egocéntricas, coléricas, que atemorizan, y además
aquellas que son firmes y rebeldes.

Reservado: es el tipo de personas que
no hablan, que se meten en si mismas para, de esta forma auto-defenderse, y así ocultar sus temores, dudas y confusiones. Son distantes y parecen
insensibles o fríos, pues no expresan nada, son muy callados. Ocultan sus
verdaderos sentimientos por miedo.

Pobre de mí: son personas que se aseguran de no dejar pasar el silencio de forma inadvertida, haciendo que los que
están a su alrededor se sientan culpables de sus múltiples males. Todo lo ven
negativo, buscan los problemas y dejan ver que están solos, malitos o tristes para llamar la atención

Interrogador: es el Ego de las personas que hace preguntas, y que sondean el mundo de las otras personas con la
intención de encontrar algo censurable, para una vez que lo encuentran, criticar este aspecto de sus vidas.

-------------------------------------------------------------------------------------

Según nuestra forma de actuar, primero en la familia, y posteriormente
repitiendo esta conducta a lo largo de nuestra vida, atraemos a unas personas u otras. Así, un Intimidador buscará inconscientemente o atraerá hacia él una pareja, o amigos que le alimenten su Ego, es decir, un Pobre de mí, al que dar órdenes siendo inflexible y atemorizándole. Si este perfil falla,
buscará a otro Intimidador, el rebelde, que le responderá con una actitud
enérgica y firme.

Un Interrogador atrae a un Reservado y a veces a un Pobre de mí, que ante él se van a sentir cohibidos, tímidos y que prestarán atención a cuanto hacen y dicen con el objeto de no hacer algo malo que el Interrogador
pueda notar, refugiándose en su habitación para estar solos y ocultar sus
verdaderos sentimientos.

Un Reservado, que se lo calla todo y que no habla para que no le juzguen, atraerá a su vida a un Interrogador, que indagará para saber
qué hace, con una actitud de críica, insinuosa, vigilante y supervisora.

Un Pobre de mí, con su complejo de victima, atrae a un Intimidador, al que permite que domine su vida haciéndole creer que necesita su ayuda, dinero, apoyo, atención, y a su vez, le hace sentirse culpable de no hacer lo suficiente por él, quejándose de manera continuada.


SEFLOR

3 comentarios:

M. dijo...

me pregunto cuál de todos seré. leo la primera definición y me digo, caramba, puedo ser ese. luego leo la segunda definición, reservado, y me digo lo mismo. luego leo las otras dos definiciones, pobre de mí e interrogador y me digo, caray. también hago un poco como estos. si hicieras la encuesta, votaría cuatro veces, por cada cosa. y si pusieras, además, otro tipo como: todos los anteriores, sin a. todos los anteriores,pero sin c, o algún truco así, también aportaría con mi chulo. no deja de ser interesante el ejercicio. y sin embargo, me queda la sensación de estar siendo estafado. hombre, eso y más o menos, o algo de a en las mañanas, un poco de b, durmiendo, c y d muchas veces, pero quedan faltando categorías, indiferente: llega alguien y te dice algo sobre sí, su pequeño ego buscando refugio, o expandiéndose naturalmente, y lo dejas pasar. luego hay silencio. se habla entonces de marcas de las noticia de los 24 muertos en combate del día y por ahí nos quedamos, tocando en la conversación todas las formas de tragedia sofoclianas y también las euripidianas y las esquilianas, que muchas se relacionan. al final terminamos hablando de cuestiones espinozianas, no sin pasar por algunas kafkianas. no es que hable uno de estos autores, sólo que los uso aquí como comodines. el otro está ahí pero en el verdadero encuentro se comprometen cuestiones menos mezquinas que nuestros pequeños yoes en expansión constante. y así... interesante blog, gusto llegar.

Uno, trino y plural dijo...

A mí me pasa igual, y supongo que al común de los mortales. Adoptamos varias farsas según momentos y necesidades personales, pero cierto es que hay quien tiene muy marcada alguna y se les ve a la legua

Todo es por llamar la atención y de ahí, recibir cariño de otros que nosotros mismos no nos damos...

El ser humano, que somos así. Desde bebés a ancianitos

Uno, trino y plural dijo...

Por cierto, gusto recibirte

Caosmeando

ecoestadistica.com